Iglesia Parroquial

1/7

Se remonta al primer tercio del siglo XVI. Su planta de cruz latina  constaba de una  sola nave de dos tramos con bóvedas vaídas y semiesféricas. Después del terremoto de Lisboa (1755) se alarga  un tramo hacia los pies añadiéndose sendas naves laterales, dos capillas colaterales y otras dependencias.

 

Ejecutada en lenguaje barroco mantiene el tono clasista del edificio renacentista. Alberga importantes tallas de la imaginería onubense y su patronazgo se dedica a la Virgen del Reposo, que preside el altar mayor. Las tres portadas conservan los retablos de azulejería pictórica sevillana del siglo XVII.